viernes, 19 de junio de 2015

Portada y presentación


Bueno, pues se va acercando el día: el lunes 29 de junio se pondrá a la venta el libro que cierra el primer círculo creado por este blog. Ha sido un camino largo, pero finalmente ha merecido la pena. 

El acto de presentación será en el Salón de actos del Ateneo de Málaga, y contaremos con Rosa Liarte como maestra de ceremonias, así como con el prologuista, David Álvarez.

No tardaremos en compartir más información.

Gracias por todo el apoyo que habéis dado durante todo este tiempo...

... y que La Fuerza os acompañe.

martes, 3 de marzo de 2015

Prologuista de "Aprender de la Ficción: Los Apuntes del Joven Padawan"



Desde hace bastante tiempo, muchas personas que siguen este blog me han preguntado sobre el motivo por el que ya no aparecen nuevas entradas. El principal, es que como ya sabrás, se está terminando de confeccionar la versión en papel de este blog y para ello, estamos contando con la colaboración de varias personas para abordar aspectos tan diversos como la corrección o la creación de la portada. Entre estas cuestiones, hay una que quisiera destacar por su importancia y por el significado que tiene su colaborador, ya que ha sido una persona que ha visto crecer el blog prácticamente desde cero y que ha sido una de las que más me ha animado a seguir adelante en este particular proyecto.

Como dije la primera vez que tuve el placer de presentarle en una formación, podría hablar de él durante mucho tiempo, pero lo mejor será que vaya directo al grano y qué mejor forma que con varias imágenes:


Si no tienes el placer de conocer a David Álvarez (@balhisay), además de invitarte a pinchar en el enlace situado en su nombre, puedo decirte que desde mi punto de vista es una de las principales referencias a nivel nacional en lo que respecta a Educación y aprendizaje en todas sus manifestaciones. Destaca del resto, dejando a un lado sus fantásticas camisetas frikis, por su pasión por el uso productivo de la tecnología, de la que podría destacar sus amplios conocimientos respecto a los Entornos Personales de Aprendizaje (PLE).

Llegados a este punto, más de uno podría pensar: "¿Y bueno? ¿Qué tiene que ver todo eso con el mundo del autoconocimiento y la autoayuda?"

Realmente, la base para el desarrollo de este blog y de todo lo que implica, parte de mi continuo interés por aprender, y para ello, he tenido que establecer diferentes relaciones con personas de mi entorno (cercano o no) que me han ido orientando a investigar aspectos tan dispares como la Filosofía, la Tecnología, la Psicología o el mundo de las series, películas, etc. De esta forma, sin desarrollar estas habilidades ni recibir el "feedback" aportado por las diferentes redes, el libro que estoy a punto de sacar jamás tendría el formato final que va a tener, ya que de una forma u otra, todas aquellas personas que han leído, comentado o participado en los diferentes pasajes han ido aportando un pequeño grano de arena cuyo resultado final estoy ansioso por compartir. Así, y al igual que Gokuh obtenía la fuerza de todos los elementos de La Tierra para poder usar "La Fuerza Universal", todas las series, películas y cómics junto a las webs visitadas, los artículos leídos, las conversaciones y por supuesto, el apoyo de tantas personas entre las que también te encuentras  tú, he conseguido la llave para conseguir un importante sueño que se materializa en "Los Apuntes del Joven Padawan".

Por todo ello, y considerando que cuando pienso en los "Entornos Personales de Aprendizaje" me viene a la cabeza David y las geniales jornadas pedagógicas que realizamos en Antequera hace un par de años, creo que nadie mejor que él podría haber hecho el prólogo de este libro que estoy deseando tengas en tus manos.

Una vez más y ya que me conoces, sabes que podría seguir mucho más, pero prefiero terminar con las mismas palabras que este compañero y amigo ha utilizado para terminar su colaboración:

"Bienvenido al mundo real".


P.S: Gracias, David.





domingo, 20 de abril de 2014

Más allá de la esperanza


Como viste en "Las Lágrimas del Dragón", en el discurrir de la vida son muchas las personas que por una circunstancia u otra deben afrontar grandes adversidades que en ocasiones se presentan como insalvables. A pesar de ello y como pudiste leer en dicho pasaje, con mucho trabajo y esfuerzo la vida puede llegar a sonreírnos de forma que en su momento muy probablemente habríamos descartado. Sin embargo, también hay situaciones en las que ante ciertas evidencias, las puertas de la esperanza se cierran y se abren otras como por ejemplo las de la aceptación, tal y como en el caso del personaje del que hoy hablaré, pero quisiera destacar que incluso en esas circunstancias... puede haber un horizonte que vaya más allá:

Sobre el Siglo XVIII en "Entrevista con el Vampiro",  un joven de Nueva Orleans llamado Louis (interpretado por Brad Pitt) es convertido a manos de un extravagante personaje conocido como Lestat (Tom Cruise).
Considerando que nuestro hoy protagonista era un hombre de principios, que tenía unos marcados sentimientos de fraternidad y al que desde hacía años asediaba la culpa, existir a costa de la vida de los demás fue algo que supuso un golpe muy difícil de asimilar. Sin embargo y con el paso de los años, aprendió a vivir en la penumbra usando estrategias y alternativas en principio impensables y despreciables para otros de su especie, como consumir animales menores, y personas que estuvieran enfermas o a punto de morir, esquivando de esta forma la mirada a una culpa que incluso antes de su conversión no terminaba de digerir. Puesto que este sentimiento ya ha sido tratado anteriormente en este blog, quisiera centrarme en el detalle de que incluso cuando Louis consiguió asimilar su nueva naturaleza, había algo que con un especial anhelo la para él mortal luz del sol le impedía volver a apreciar:

el azul de los mares.

Recordando e insistiendo que en la saga de novelas de Anne Rice estos seres malignos precisamente no brillan a la luz del astro rey, Louis optó por rendirse a la evidencia con tristeza y resignación cerrando de esta forma toda puerta a cualquier esperanza. Sin embargo, muchísimos años después, escuchó hablar de un invento revolucionario que para su sorpresa primeramente le permitió ver la luz del sol, para más tarde hacerle vibrar de emoción al brindarle la oportunidad de contemplar su ansiadamente recordado azul de los mares:

El cine.

Como comentaba al principio, incluso cuando pensamos que las posibilidades de superar una adversidad son ínfimas, hay casos y personas que se encargan de demostrar que existe una posibilidad ante lo insalvable, y que incluso cuando la lógica o la evidencia nos puede hacer caer en la aparentemente más certera oscuridad, no debemos dejar de considerar que antes o después pueden llegar a presentarse puertas que abrir...

... más allá de la esperanza.



viernes, 21 de marzo de 2014

¿Luz en el Lado Oscuro?



El Lado Oscuro, esa parte de La Fuerza que representa el camino más rápido y tentador suele tener por lo que representa un halo de respeto y una clara asociación a una significativa negatividad. No obstante y considerando lo oportuno de no tomar las ideas como absolutas, hay matices y aspectos que no sería conveniente obviar, como es el caso de aquél que expongo a continuación:

(Evidentemente, si no has visto la saga Star Wars te aconsejo dejar de leer y visionarla lo antes posible.)


jueves, 19 de diciembre de 2013

Los Apuntes del Joven Padawan Volumen 10


El Maestro Jedi...


... vive la grandeza de las pequeñas cosas.

... escapa antes de que una prisión pueda convertirse en su hogar.

... sabe que con atención, las más grandes preguntas solo están esperando ser respondidas.

... es conocedor de que un secreto deja de serlo en el momento que se comparte.

... no tiene miedo a equivocarse, porque sabe que es parte del camino al éxito.

... se esfuerza en mantener la ilusión de un joven padawan en aquello que hace.

... mira en su interior (o en su proyección en los demás) para extraer su oscuridad y vencerla.


Imagen con licencia libre cortesía de Kibbitzer.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

La Sombra del Lado Oscuro

Antes de comenzar quisiera avisarte que cuando leas el título de la película en la que se inspira este pasaje dejes de leer si tu intención es verla y no lo has hecho. El "spoiler" es prácticamente mínimo considerando los 3 primeros minutos del filme, pero considerando la proliferación de este tipo de prácticas en los últimos tiempos, prefiero avisarlo en el presente, y para todos los demás pasajes inspirados en el mundo del Cine (que ofrecen menos margen que las series). Dicho esto, procedo a reflexionar ^^

En la película "Mientras Duermes", su protagonista se siente muy desgraciado y vive en amargura con la sombra del suicidio ante su imposibilidad de ser feliz. Sin embargo, y literalmente al borde de una cornisa, encontró una peculiar "luz" en su eterna oscuridad al hallar algo que podría aliviar su malestar: la infelicidad de los demás. 
Para César, las sonrisas, el ánimo, la fraternidad, el reconocimiento, y en resumidas cuentas la alegría, de ser ajenos le irritaban hasta límites más allá de la cordura, y al verse triste, solo y ninguneado dedicó todo su tiempo, energía, e incluso su propia integridad a hacer desgraciados a quienes le rodeaban.

Ciertamente y desde el sofá de mi casa, podría decir que para César habría sido mucho más procedente afrontar la verdad y plantearse realmente el porqué de su soledad, malestar y amargura, y haber volcado sus esfuerzos en remediarlo. También podría destacar que en mayor o menor grado, es posible que a tu alrededor (sí, en el tuyo) puedas encontrar algunas personas con un perfil parecido (temporal o permanente) que quizás convendría evitar; pero en esta ocasión, lo que considero realmente interesante sería que nos alejáramos de una perspectiva centrífuga para centrarnos con la mayor humildad posible en nuestro propio y subjetivo interior:

Por un momento, piensa en lo que te da coraje de los demás; eso que te altera; aquello que de una forma u otra no puedes soportar de las personas con las que te encuentras en tu día a día; 
Ahora, ponlo en cuarentena y cuando menos, analiza hasta qué punto podría ser algo de lo que pudieras carecer, o hasta qué punto podría llegar a ser una fracción de un lado oscuro que quizás deberías trabajar, y que se manifiesta inexorablemente como un reflejo en los demás.

A estas alturas ya sabrás que el reverso tenebroso es el camino más fácil, rápido y directo, pero un caballero Jedi es lo suficientemente valiente de cara a afrontar la realidad...

... de que incluso los más legendarios Maestros en algún momento tuvieron que mirar en su interior (o en el de los demás) para extraer su oscuridad... y vencerla.

Imagen con licencia libre cortesía de Chema Concellón

PD: Este pasaje se lo quiero dedicar a mi prima María, a la que cada día quiero más, a Pablo Márquez, a quien echo de menos personal y musicalmente, y a mis compañeros Carmen y Pepe, quienes sin saberlo me han ayudado a perfilar el presente pasaje.

jueves, 5 de diciembre de 2013

La Ilusión del Guerrero


Desde que allá por 2005 comenzara mi andadura por el mundo de las series de televisión con una perspectiva más voraz, he podido comprobar cómo muchas de ellas tras llegar a una inexpugnable cumbre caían al más profundo de los abismos. Ejemplo de ello podrían ser series como "Prison Break" o "Héroes", que con comienzos espectaculares y prometedores consiguieron lograr la difícil tarea de hacerse con la fidelidad de millones de seguidores que con posterioridad y por unos motivos u otros, se sintieron decepcionados ante el quizá precipitado y decepcionante devenir de episodios.

La verdad es que no tiene por qué tener mucho que ver con lo que trataré hoy en el actual pasaje (o sí), pero al analizar este hecho me viene a la cabeza el primer episodio de "Los Caballeros del Zodiaco" , en el que además de presentar la que se presumía como trama principal, explicaba la más inmediata procedencia de su protagonista: 

Desde que era un niño, Seiya recibió un durísimo entrenamiento para tener alguna opción por competir por la legendaria armadura de Pegaso, que a su vez se le prometía como la única forma de volver a Japón e intentar localizar a su hermana participando en el laureado Torneo Galáctico. Pero para poder hacerlo, previamente y siendo prácticamente un adolescente, tendría que ser el mejor entre 1024 guerreros que lucharían hasta la muerte por conseguir la ansiada armadura.
Con gran esmero fue avanzando en tan dura campaña, y tras muchos combates solo quedaba un rival por vencer: el titán Casio, que además de tener una descomunal fuerza y triplicar su tamaño, comenzó la lucha a destiempo cobrando una considerable ventaja. A pesar de ello, Seiya resultó vencedor, y su alegría y entusiasmo fueron tan significativos que llamaron la atención del hasta entonces sobrio y honorable Patriarca.

Lo había conseguido; todo el esfuerzo durante tantos años había dado su fruto, y puesto que ardía en deseos de verse cubierto como un Caballero de Bronce, en la primera ocasión que tuvo se vistió con su nueva coraza liberando un inmenso poder consecuencia de su ilusión, el cosmos y su alma de guerrero. Sin embargo, poco después tuvo que enfrentarse a Shaina de Ofiuco, y tras recibir varios y brutales golpes el joven japonés empezó a notar que su poder no era el esperado, y que además, su nueva armadura le resultaba muy pesada, por lo que no podía realizar sus movimientos con la rapidez y agilidad a la que estaba acostumbrado. Agotado, y prácticamente derrotado, se preguntaba por qué si con esa armadura debería ser el más fuerte, resultaba para él más un estorbo y una significativa limitación que dificultaba su habilidad en el lucha.

Fue entonces cuando su Maestra (Marin) le recordó todo el poder que había desplegado al ponerse la armadura por primera vez, y que éste era fruto de su ilusión y entusiasmo por ser el caballero de Pegaso, que en su momento ejercieron de mecha para prender su cosmos con la armadura como catalizador.

Encontrar el amor, conseguir el trabajo de tu vida, llevar a cabo un esperado e ilusionante proyecto... de perder la ilusión y olvidarnos de nuestra pasión de guerrero todo puede llegar a convertirse en una pesada y obsoleta armadura, pudiendo hacer que el más grande de nuestros logros...

... se convierta en el más rotundo de nuestros fracasos.

Como suele decirse, lo difícil no es llegar, sino mantenerse. Así que reinventa, investiga, cambia... pero  jamás pierdas tu fuerza interior, y como Pegaso,...

¡libera todo tu cosmos con el fuego que todavía arde en tu alma de guerrero!

Imagen con licencia libre cortesía de Alejo Concheso Calvo.