domingo, 20 de abril de 2014

Más allá de la esperanza


Como viste en "Las Lágrimas del Dragón", en el discurrir de la vida son muchas las personas que por una circunstancia u otra deben afrontar grandes adversidades que en ocasiones se presentan como insalvables. A pesar de ello y como pudiste leer en dicho pasaje, con mucho trabajo y esfuerzo la vida puede llegar a sonreírnos de forma que en su momento muy probablemente habríamos descartado. Sin embargo, también hay situaciones en las que ante ciertas evidencias, las puertas de la esperanza se cierran y se abren otras como por ejemplo las de la aceptación, tal y como en el caso del personaje del que hoy hablaré, pero quisiera destacar que incluso en esas circunstancias... puede haber un horizonte que vaya más allá:

Sobre el Siglo XVIII en "Entrevista con el Vampiro",  un joven de Nueva Orleans llamado Louis (interpretado por Brad Pitt) es convertido a manos de un extravagante personaje conocido como Lestat (Tom Cruise).
Considerando que nuestro hoy protagonista era un hombre de principios, que tenía unos marcados sentimientos de fraternidad y al que desde hacía años asediaba la culpa, existir a costa de la vida de los demás fue algo que supuso un golpe muy difícil de asimilar. Sin embargo y con el paso de los años, aprendió a vivir en la penumbra usando estrategias y alternativas en principio impensables y despreciables para otros de su especie, como consumir animales menores, y personas que estuvieran enfermas o a punto de morir, esquivando de esta forma la mirada a una culpa que incluso antes de su conversión no terminaba de digerir. Puesto que este sentimiento ya ha sido tratado anteriormente en este blog, quisiera centrarme en el detalle de que incluso cuando Louis consiguió asimilar su nueva naturaleza, había algo que con un especial anhelo la para él mortal luz del sol le impedía volver a apreciar:

el azul de los mares.

Recordando e insistiendo que en la saga de novelas de Anne Rice estos seres malignos precisamente no brillan a la luz del astro rey, Louis optó por rendirse a la evidencia con tristeza y resignación cerrando de esta forma toda puerta a cualquier esperanza. Sin embargo, muchísimos años después, escuchó hablar de un invento revolucionario que para su sorpresa primeramente le permitió ver la luz del sol, para más tarde hacerle vibrar de emoción al brindarle la oportunidad de contemplar su ansiadamente recordado azul de los mares:

El cine.

Como comentaba al principio, incluso cuando pensamos que las posibilidades de superar una adversidad son ínfimas, hay casos y personas que se encargan de demostrar que existe una posibilidad ante lo insalvable, y que incluso cuando la lógica o la evidencia nos puede hacer caer en la aparentemente más certera oscuridad, no debemos dejar de considerar que antes o después pueden llegar a presentarse puertas que abrir...

... más allá de la esperanza.



10 comentarios:

  1. Nueva Orleans, vampiros....Me encanta

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho. Y confieso que fui incapaz de terminarme la saga, no porque no me gustaran (geniales, nada que ver con los Crepúsculo-mojones), pero me cagaba viva por las noches y soñaba con vampiros

    ResponderEliminar
  3. Hola Pepe:

    Bueno, la verdad es que la esperanza en sí es algo que nosotros mismos ponemos, es decir, ¿quien determina y basándose en qué...cual es el final? ¿cuando se debe tirar la toalla y sumirse en la oscuridad?,porque tu concepto de "final" puede que no sea el mismo que tienen otros.

    Siempre he apoyado que el hombre en sí se pone sus propias metas y decide cuando ha acabado todo o cuando todavía hay esperanzas de seguir.
    Es por eso que siempre varía dependiendo de unos y otros, porque simplemente lo que para tí es oscuridad, para mí, es simplemente neblina.

    Conceptos distintos en la maravillosa relatividad de este mundo.

    Saludos.
    www.elexitoenvida.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas Ying Yang,

      en respuesta a tu pregunta de "¿quién determina, y basándose en qué... cuál es el final?", evidentemente la respuesta es uno/a mismo/a, de igual forma que con la consideración de qué es la oscuridad. De esta forma y como dices, lo que para algunos se presenta como tal puede ser considerada por otros como neblina (e incluso por uno/a mismo/a con una perspectiva que se oriente hacia otro tipo de enfoque)

      Gracias por participar.

      Eliminar
  4. http://lacasitorojo.blogspot.es

    ResponderEliminar
  5. Muy enteresante el blog.
    Gracias por compartir.
    aqui comparto con vosotros un blog del que suelo descargar libros y audiolibros gratis.
    EsPERO QUE SIRVA
    http://tucrecimiento.es.tl/libros.htm

    Tambien para la salud y bienestar
    les dejo este blog

    www.Cubesa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Un artículo muy interesante. Tener esperanza es fundamental en la vida, aunque hay situaciones en que es difícil generarla, pero incluso desde algunas enfermedades graves se puede tener la esperanza de sanar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por participar Txema.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Por cierto, te animo a que leas "las Lágrimas del Dragón" (También en este blog)

      Eliminar