jueves, 10 de enero de 2013

El miedo


Después de un periodo vacacional en el que entre otras cosas he ordenado ideas y creado una comunidad en Facebook, vuelvo a retomar la actividad en Mi Blog de Autoayuda con una inyección de ilusión tras haber superado las 10.000 visitas en menos de 9 meses de vida. Desde aquí, una vez más quiero agradecer tu apoyo al que espero responder con nuevos pasajes que te hagan disfrutar y profundizar en sus mensajes.

Como pudiste aprender leyendo "El Alquimista" de Paulo Coelho, los mensajes no siempre son explícitos y debemos analizar las diferentes señales para poder llegar al mejor de nuestros destinos. Sin embargo, en ocasiones los indicios pueden ser advertencias de peligros que de ser bien leídos pueden ser evitados fácilmente.

En la película "Señales", el reverendo Graham Hess (Mel Gibson) había perdido su fé y a su querida esposa en un accidente de tráfico, motivo por el cual ante una aparente invasión extraterrestre, su instinto de supervivencia se vio desbordado hacia una exacerbada sobre-protección hacia su familia.

Su miedo a perder a sus hijos y su hermano menor, unido a la en ocasiones insensata curiosidad  del ser humano, le hizo acercarse a la casa de un vecino que había conseguido atrapar a uno de los espeluznantes invasores. Una vez allí, cogió un afilado cuchillo de cocina con el que pretendía visualizar al extraterrestre buscando su reflejo por debajo de la puerta de la despensa. Al hacerlo, el indefenso alienígena extendió su mano, y como acto reflejo Graham cortó 3 de sus dedos.

Cuando la invasión aparentemente había acabado, el reverendo temió lo peor al entrar en su salón y comprobar que un alterado extraterrestre había atrapado amenazantemente a su hijo. Al mirar su mano derecha, el personaje interpretado por Mel Gibson vio que a este alienígena le faltaban 3 de sus dedos.

El miedo a perder aquello que es importante para nosotros nos puede llevar a realizar acciones cuya principal consecuencia...

... es que se vuelvan en nuestra contra.


Imagen con licencia CC cortesía de Brenda Starr

5 comentarios:

  1. No es malo tener miedo, lo malo es dejar que el miedo domine tu vida porque entonces no tendrás vida, sólo miedo.

    Muy bueno este pasaje.Feliz vuelta de tus vacaciones!!
    Y...gracias por todos estos consejos que nos ofreces cada jueves :)

    ResponderEliminar
  2. y como estamos immersos en la cultura del miedo... así nos va.... le tenemos miedo a todo, y el miedo o nos paraliza o nos hace huir. Y así estamos en España, la mitad huidos al extranjero a currar y la otra mitad paralizados.... sin hacer nada.....

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. El miedo conduce al lado oscuro.

      Gracias por participar.

      Eliminar